ENGLISH | ESPAÑOL

Flujo de trabajo de un término

Un término pasa por diferentes estados. Cuando los traductores se encargan de un texto, necesitan que los revisores los aprueben y eso incluye el glosario. Antes de poder entregarlo, deben revisar los términos que han traducido y han sido aprobados.

Además, es importante para el equipo de trabajo que los términos sean aprobados lo antes posible. Esto permite que todos los traductores puedan traducir de forma uniforme textos relacionados, algunos de los cuales pueden estar traduciéndose al mismo tiempo. De eta manera se mantendrá la consistencia en los términos, optimizando el tiempo y aumentando la productividad.

El flujo de trabajo de un término y sus estados es el siguiente:

  1. Un traductor añade un término nuevo, incluyendo el contexto en las notas para ayudar al revisor a aprobarlo. El término se encuentra en estado Pendiente.
  2. Un revisor aprueba el término, pasando a estado Aprobado.
  3. El traductor verá el término Aprobado en sus términos No Revisados, de forma que sabe que el término es correcto y puede continuar. En caso de que el término haya sido editado por el revisor, verá el término Aprobado en sus términos No Revisados y Modificados, de forma que sabrá cómo se ha corregido el término para poder corregirlo en sus textos. Cuando el traductor ha modificado el texto, marca el término como Revisado.

Términos dudosos

Además de los diferentes estados, un traductor o revisor puede marcar un término como dudoso. Esto permite al equipo detectar rápidamente cuándo un compañero tiene dudas acerca de un término para poder ayudar entre todos.

Todos los términos tienen un chat de discusión por cada idioma. Esta herramienta centraliza toda la discusión en el mismo término y no a través de emails o foros donde la información se diluye y es más difícil comunicarse. El chat es en tiempo real, de forma que si dos Colaboradores están conectados podrán resolver las dudas al momento.